¿Cómo proteger un parabrisas recién reemplazado?

No conduzcan velozmente
Debido a que el pegajoso de uretano requiere tiempo para curarse y que la instalación se complete de forma exitosa. Pese a que el uretano consigue un semicurado al cabo de 60 min y es lo suficientemente profundo como para consumar con las normativas de estabilidad; todavía no se ha curado por completo y puede existir el peligro de que se desprenda.

Conducir puede producir vibraciones que perjudiquen el curado, así como un choque o la abertura de la bolsa de aire tienen la posibilidad de reventar el parabrisas y representar un peligro de estabilidad. Lo mejor es que dejen su transporte en el estacionamiento de su inmueble o en la cochera de su vivienda a lo largo de 24 a 48 horas. Es sustancial que rememoren en todo instante que la instalación de cristales para autos, en especial si hablamos de un parabrisas, es un proceso delicado y, por ende, sugerimos continuar cada una de nuestras propias normas para tener total certeza de que es seguro conducir.

No ejerzan presión innecesaria
Cierren sus puertas con cuidado y eviten conducir por carreteras o regiones viales con varios baches. Una vez que su parabrisas haya sido reemplazado, lo más relevante es que eviten los cambios de presión que sean innecesarios, incluyendo apoyarse en el cristal o colgar objetos en su interior. Traten de no presionar el pegajoso sellador y, generalmente, continúen las sugerencias proporcionadas a lo largo de la instalación.

Implementen medidas de estabilidad
En ambos días siguientes a la instalación o reemplazo de su parabrisas, es importante que tengan en importancia varias medidas para prevenir perjuicios en el trabajo llevado a cabo. Empiecen por conservar despejada la zona dentro y fuera de su carro, debido a que, a medida que el adherente se seca, no tienen la posibilidad de permitir que nada se pegue ya que una presión constante puede influir el sellado.

En el primer día de instalación, no coloquen cubiertas exteriores para defender su transporte y eviten utilizar protectores para producir sombra en el interior. De igual modo, rememoren conservar el tanteador independiente de objetos pesados, dejen una ventana sutilmente abierta, pues la presión del aire puede incidir sobre el sello; y no retiren la cinta de retención que se frecuenta utilizar para conservar las molduras del parabrisas en su sitio y promover el secado.

Eviten cerrar por completo el transporte
Es una medida de precaución sustancial para asegurar el curado del adherente y sellador desde el reemplazo de su parabrisas. El calor interior puede incidir el proceso de sellado, pues, si el auto se plantea de manera directa al sol o la temperatura es bastante alta, el aire en su carro se expandirá y generará una presión sobre el parabrisas. Lo mejor es que dejen una ventana sutilmente abierta para que el aire acumulado y el calor condensado en el interior logren huír, aliviando la presión.

Aplacen el lavado de su carro
Lo mejor es que aguarden a que el proceso de secado del pegajoso de uretano se haya completado. Las molduras novedosas de su parabrisas tienen que ser protegidas contra cambios de humedad, presión o males mientras cura el material y seca por completo. Esto quiere decir que además deben eludir los lavados automáticos, chorros a presión sobre el parabrisas y lavadoras para carros.

Cotiza tu cristal automotriz

Déjanos tus datos para contactarte

¿Prefieres llamarnos?